Aparece una WaveRunner tras Tsunami

Aparece una WaveRunner tras Tsunami

Escrito el 01/03/2018


Tres años después de que Tomomune Matsunaga perdiera su casa debido al tsunami de Japón  del 2011, tiene la esperanza de poder conducir su WaveRunner de nuevo; la cual fue arrastrada hasta el atolón de Johnston y encontrada por un voluntario hawaiano.

Matsunaga, originario de la provincia de Fukushima, se reunió con su moto acuática Yamaha el 10 de noviembre –su cumpleaños- cuando un barco escuela llegó a Japón con la carga a bordo desde Honolulu.

En una carta donde Matsunaga expresaba su agradecimiento a aquellos que hicieron posible este reencuentro, comentaba que esta moto le trae recuerdos de cuando estaba  en su garaje trabajando en ella y los pequeños andaban jugando alrededor.

“Sin duda alguna, en pocos años estaré de nuevo disfrutando con mis pequeños de la moto…. tal y como lo hacíamos durante aquellos felices días justo antes del diez de marzo del 2011” escribió.

El 11 de marzo de 2011, un tsunami y terremoto de magnitud 9.0 en escala Richter azotó y arrasó Japón, matando unas 16.000 personas y arrastrando aproximadamente unos 5 millones de toneladas de restos al mar.

Matsunaga comentó en un mail que el chasis de la moto estaba lleno de “cicatrices”, pero que Yamaha iba a intentar repararlo en todo lo posible. Shigeru Fujieda, un profesor de pesca que ayudó al retorno de la WaveRunner escribió en un mail que Yamaha estaba realizando las reparaciones sin coste alguno enfocándolo bajo un estudio de investigación, por lo tanto se entiende que llevará su tiempo.

Danielle Lampe, la voluntaria de la “U.S. Fish and WildlifeService” que encontró la moto en el pequeño atolón a unas 800 millas al sureste de Hawai, dijo que se sentía aliviada al ver que Matsunaga se había reencontrado con una de sus propiedades.

“Fue un gran trabajo en equipo” dijo ella. Lampe quiso dar a conocer el mérito de otra voluntaria, Chris Woolaway, quien hizo las conexiones necesarias para encontrar al dueño y organizar el barco que llevara la moto acuática de vuelta a Japón.

“Parecía que ella sabía exactamente cómo proceder”comentó sobre Woolaway, quien es la coordinadora de Hawai para la limpieza costera internacional.

Lampeestaba dirigiendo una investigación sobre aves en el atolón cuando se encontró con la moto acuática tirada en la orilla en el mes de mayo. Ella y los otros miembros de la tripulación llevaron la moto de vuelta a Honolulu, esperando que el número de matrícula les llevara al dueño y confirmar así que en efecto era uno de los tantos restos que el tsunami del 2011 había arrastrado mar adentro.

Con la ayuda de Woolaway y la colaboración de la no lucrativa “Red de Acción Medioambiental Japonesa”Matsunaga fue localizado unos cinco meses más tarde.

El colega de Woolaway entonces contactó con el capitán de un barco escuela japonés, el “Fukushima Maru”, quien aceptó recoger la moto acuática sin cargo de costes alguno en una escalaque realizaban en Honolulu antes de tomar rumbo a Japón.

La WaveRunner de Matsunaga dejó el puerto de Honolulu a bordo del “Fukushima Maru” el día 26 de octubre. “Mucha gente se involucró trabajando en conjunto, dándose cuenta de que conseguir esto era algo muy importante para alguien que había perdido tanto. Sienta genial.”-dijo Lampe.

Megan Lamson, la coordinadora del proyecto de restos marinos para la no lucrativa “Fundación para la Vida Salvaje” en Hawai, conoció a Matsunaga a principios de este mes cuando acudía a un symposium en Japón sobre restos marinos provenientes de tsunamis.

“Era una persona muy humilde” dijo ella “En resumen,una gran persona, un hombre genuino”.

Lamson, presentadora del symposium, explicó que los japoneses se sienten apenados porque sus pertenencias han sido arrastradas a otros países y agradecen con creces el hecho de que algunos restos del tsunami puedan ser devueltos, básicamente debido a razones sentimentales.

Ella comentó que 53 objetos- de muchos miles de objetos potenciales- han sido confirmados como restos del tsunami del 2011. Fueron encontrados en Alaska, en la Costa Oeste y en Hawai. Realizar el rastreo de  los restos del tsunami ayuda a construir nuevos modelos de deriva, comentó.

Yamaha Náutica